Remedios caseros para la fiebre

A continuación encontrará algunos de los remedios caseros para la fiebre más efectivos y recomendados por las abuelas.

La fiebre es uno de los signos médicos más comunes y se caracteriza por una elevación de la temperatura corporal por encima del rango normal de 36.5-37.5 ° C debido a un aumento en el regulador de la temperatura del cuerpo.  Este incremento provoca un aumento del tono muscular y escalofríos.


Al aumentar la temperatura de una persona, en general, se produce una sensación de frío a pesar de un aumento de la temperatura corporal. Una vez que la temperatura normal se alcanza de nueva, hay una sensación de calor.

Remedios caseros para la fiebre

Remedios caseros para bajar la fiebre.

  • Tome un baño en agua tibia.  Un baño debe ayudar a que la temperatura de su cuerpo desciende. No trate de bajar la fiebre rápidamente con un baño de agua fría, esa táctica hace que la sangre fluaya a los órganos internos, que es como su cuerpo se defiende del frío. Como efecto se produce la elevación de la temperatura interna en lugar de enfriarse.
  • Dése un baño de esponja. Un baño de esponja en zonas como las axilas y la ingle con agua fría, puede ayudar a reducir su temperatura.
  • Coloque paños fríos y húmedos sobre la frente y la parte posterior de su cuello.

Remedios caseros para la fiebre – cómo ayudar a combatirla más rápido.

  • Otra hierba, flor de saúco, también le ayudará a sudar. Y sucede que es bueno para otros problemas asociados con la gripe y los resfriados, al igual que la producción excesiva de moco. Para hacer té de flor de saúco, mezcle dos cucharaditas de la flor en una taza de agua hervida y deje reposar durante 15 minutos. Cuele la flor de saúco. Tome tres veces al día, siempre y cuando la fiebre continúe.
  • Beba una taza de té de jengibre caliente, que también induce la sudoración. Para hacer el té,  tome media cucharadita de raíz de jengibre picada en 1 taza de agua recién hervida y luego beba.
  • Especias pueden ayudar a una fiebre. Espolvoree la pimienta de cayena en sus alimentos cuando se tiene fiebre. Uno de sus principales componentes es la capsaicina, el ingrediente muy caliente que se encuentra en los pimientos picantes. Cayenne le hace sudar y también promueve la circulación de la sangre rápidamente.

Un remedio casero para la fiebre que refresca tu cuerpo.

  • Un antiguo remedio casero para el tratamiento de la fiebre es empapar una sabana en agua fría y déjarse envolver por ella. Hoy en día, los médicos aconsejan no bajar la temperatura de su cuerpo demasiado rápido. Puede cubrir la hoja sabana con una toalla de playa grande o una manta, y luego se acostarse durante unos 15 minutos. Retirela cuando la sábana mojada comienza a entrar en calor.

Hidratación como uno de los mejores remedios caseros para la fiebre.

  • Si tiene fiebre, es fácil deshidratarse. Beba de 8 a 12 vasos de agua al día, lo suficiente para hacer que su orina salga transparente.
  • El jugo de naranja y otros jugos de frutas ricas en vitamina C son buenas opciones, ya que la vitamina C ayuda a su sistema inmune a combatir las infecciones.
  • Uvas frías proporcionan una hidratación y un tratamiento relajante.

Articulos relacionados