Lavado de oídos

Lavado de oídos

Lavado de oídos

Lavado de oídos. A continuación encontrará 2 métodos efectivos y seguros para hacer un lavado de oído en casa.

Cuando surge la necesidad de un lavado de oídos ya sea porque tenemos un tapón de cera o porque nuestra audición disminuye, no es demás hacerse un lavado de oído. Normalmente este procedimiento lo hace un otorrinolaringólogo, sin embargo, muchas personas prefieren intentar hacerlo en casa.


Lavado de oídos

Es importante saber porque se produce la cera en nuestros oídos, y es precisamente porque el conducto auditivo necesita proteger nuestros oídos internos de materiales extraños tales como polvo, suciedad, insectos y otras pequeñas partículas que podrían dañar o producir una infección en el oído interno. Por naturaleza esta cera es removida del conducto fuera del canal auditivo donde se puede atrapar con un bastoncillo de algodón.

Sin embargo, algunas personas producen un poco más de cera que lo normal, lo que impide  el proceso natural de limpieza y remoción. En otros casos, esta cera se va acumulando por falta de limpieza de la cera que va moviendose haca el exterior, produciendo finalmente un tapón dificil de quitar con un simple bastoncillo.

Existe 2 caminos para ayudar a eliminar los tapones de cera y además mejorar la audición. Ambos puedes realizarlos en casa y se explican a continuación.

 Lavado de oídos

Lavado de oídos con gotas oticas

Esta es una forma muy sencilla de lavar los oídos. Estas gotas son a base de aceite, glicerina o agua.


Procedimiento:

  • Cada frasco refiere en el modo de uso, cuantas gotas se deben aplicar. Así que acuestate de un lado y ten preparada una toalla para limpiar los restos.
  • Con la ayuda de un espejo aplicate las gotas y dejalas actuar aproximadamente 10 minutos.
  • A continuación gira la cabeza, para q fluyan los restos hacia la toalla.
  • Haz lo mismo en el otro oído y deja fluir los restos.
  • Repite el procedimiento si notas que aún tienes restos de cera.
  • Al terminar, limpia el canal medio con un bastoncillo y deja tranquilo el oído, sin rascarlo, ni introducirte repetidas veces bastoncillos. Lo que queda, saldra automaticamente por si solo. Y listo!

 Lavado de oídos con agua oxigenada

Lavado de oídos

El agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) ayuda a deshacer la cera, pudiendo eliminarse con mayor facilidad. Utiliza agua oxigenada al 3%.

Procedimiento:

  • Hierve un poco de agua con el fin de eliminar los microorganismos. Dejala enfriar a tibio – caliente (40 ºc).
  • Ahora haz una mezcla de 3 partes de agua oxigenada por 1 de agua. La mezcla debe quedar tibia o agradable al contacto con la piel, es decir 37ºc o la misma temperatura del cuerpo. Si el agua esta o más fria o más caliente, puede producir fuerte mareo.
  • Con la ayuda de una jeringa sin la aguja, llenala y a continuación inyecta suavemente el agua en el oído, pero cuidado no a chorro, solo dejala fluir.
  • Dejala actuar 10 minutos en cada oído, deja salir el fluido y si es necesario repite la operación de nuevo hasta que el oído esté limpio. Para verificar si ha salido todo el tapón puedes utilizar una lampara y levantar la oreja hacia arriba para poner recto el conducto para tener mayor visibilidad.
  • Limpia los restos del oído externo con un bastoncillo y ya está!

Precaución

No intentes este procedimiento si tienes perforado el tímpano, hay dolor o huele mal. En ese caso debes asistir a un médico especialista, él sabrá tratarlo adecuadamente!