Cómo cocinar berenjenas

Encuentre una variedad de formas para cocinar berenjenas deliciosas, sin sabor amargo y con métodos bajos en calorías.

La berenjena es un fruto de textura esponjosa, con cierto sabor amargo pero rico en potasio y en menores cantidades fósforo, calcio, magnesio y hierro. Tiene vitaminas A, B1, B2, B3, C y folatos. Se debe conservar en el refrigerador y como máximo 10 días. La berenjena no se debe comer cruda, preferiblemente asada o al horno. A continuación encontrará diferentes modos de cocción que podrá combinar de manera variada.


Compra de berenjenas

Al comprar una berenjena, elija una que tenga piel brillante y sin arrugas. Al apretarla la piel debe ser firme. Al  cortar la berenjena la carne debe ser clara y no debería tener muchas semillas. Manchas oscuras en la piel y una gran cantidad de semillas indican pobre textura y un mal sabor.

Cómo cocinar berenjenas

Berenjena

Los dos problemas comunes con la cocción de la berenjena  son su posible sabor amargo y que puede absorber demasiado aceite. La preparación adecuada, sin embargo, supera las dos condiciones.

La Piel

Aunque la piel es atractiva a la vista, se recomienda quitar para evitar el sabor amargo.


Purga

La purga de la berenjena consiste en eliminar los jugos que hacen que sea amarga. Para purgar las berenjenas, pelelas, cortelas en trozos o rodajas, adicione sal a todos los lados y coloque en un colador durante una hora. La sal extraerá los jugos amargos. A continuación enjuague la berenjena bien con agua fría y seque entre un paño limpio.

Cómo cocinar berenjenas sin grasas

Hay una serie de alternativas simples y rápidas para cocinar berenjenas.

Berenjena al horno

Pizza de berenjenas

Para asar la berenjena todo lo que necesita para evitar que la berenjena se caiga en pedazos, es no pelarla. En su lugar, corte una serie de hendiduras en la piel, inserte un diente de ajo en cada uno, rocie la piel con aceite de oliva y hornee en una fuente de horno durante 30 minutos a 180 ˚ C o hasta que la berenjena quede dorada. Retire del horno, pelela y sirva a su gusto.

Berenjena asada

Corte la berenjena en rebanadas y untelas ligeramente con aceite de oliva, con la ayuda de una brocha. Extiendalas en una parrilla a fuego medio – bajo durante unos 8 minutos por cada lado.

Berenjena sofreida

La fritura es el método que más requiere de una preparación minuciosa, pues la berenjena además de ser porosa, absorbe demasiado aceite.

Corte la berenjena y sumerjala en una solución de agua con sal desde la noche anterior a su cocción. De este modo saturará los poros de agua y así absorberá menos grasa.

Ponga la berenjena en aceite muy caliente. Volteela periódicamente para evitar que se queme y retirela cuando la carne esté dorada. Asegúrese de no sobrecargar la sartén para lograr un freído adecuado.

Cómo cocinar berenjena – Berenjena deliciosa y versátil

Cuando está pelada, purgada y cocinada correctamente, la berenjena es un alimento delicioso que es seguro que será un éxito con su familia!.


Articulos relacionados